sábado, 14 de agosto de 2010

En la pista



No sé si es convicción...

o ficción.


En esos momentos una no sabe qué pensar.
Se piensan antiguas ilusiones y se creen posibles monedas de cambio.

Pero luego se vuelve casi al punto de partida,
habiendo avanzado sólo unos pocos metros.

Se demuestra así lo lento de este camino a compartir.

Efectivamente, no deja de ser un simple entrenamiento.

2 comentarios:

Santiago dijo...

Uhmm, interesante.
La vida es un camino en el que no hay que bajar la forma, siempre entrenando ¿no? Jejeje. :-)

sil nieto dijo...

Si si si amiga!! siempre,como suelo decir...., estrenando o nos oxidamos.
He vuelto de nuevo por estos lares y andaba buscandote por mi viejo blog.
Veo que sigues aún por estos lares y me alegro.
Me gusta mucho como lo llevas ;=)

Espero que todo vaya medianamente bien. Un beso grande pa tí****